Quién soy y por qué estamos aquí

¿Quién es Ángel?

Me acojo a la quinta enmienda "unamuniana"

Decía Unamuno que en una persona conviven múltiples "yoes", y esa forma de ver la existencia me ha condicionado desde que leí "San Manuel Bueno, mártir" a los 16 años. Pensaba don Miguel que nuestra total esencia contiene un "yo" que cada cual cree de sí mismo ser, un "yo" que es el que los demás, los que nos rodean, creen que somos y, otro "yo" más, el "yo" que cada uno quiere ser.

Estas tres versiones de mi "yo" siempre han estado en conflicto. Hasta hace relativamente poco tiempo ese desorden, ese tumulto agresivo en la definición de mi propia existencia, me turbaba. El que yo creo ser no se parece nada a como la gente me ve, y quien estaba siendo no se asemejaba nada al tipo que yo quería ser.

No sabe uno bien por qué la vida te va facilitando respuestas a cuestiones de esencia pura mientras vas haciendo el camino. ¿Por qué esas soluciones no van contigo en la mochila con la que partes a tu viaje?  Sea como fuere, en alguna etapa no demasiado lejana he comprendido que el yo importante es el "yo creador", el yo que quiero ser, el que me tengo que construir, aunque el resto de "yoes" sigan sin ganas ni visos de conciliarse.

Al final, ese "yo" reflexivo, creador, escritor y bloguero será el que quede de mí, pues por nuestras obras se nos conocerá, me conocerán, me conoceré.

¿Quién soy yo? El que vayas viendo en estas líneas. Y en sus silencios, pues la ausencia de notas también es música.

¿Si me pierdo? Estaré bajo un magnolio del Café Dindurra (Gijón)

Uno también es su huella vital

Yo, señor (así comienza el Lazarillo de Tormes) nací en Salamanca, en julio de 1971.

Mi familia era humilde y trabajadora, como mi barrio. Gente que se partía la espalda de sol a sol para subsistir, colonias de casas arrasadas por el caballo, la droga de los 80. Recuerdo aquellos días sin tres pesetas como felices, pero a veces la realidad cobraba una intensidad intolerable y entonces yo me refugiaba en una biblioteca casera compuesta básicamente por novelones polvorientos del Realismo francés, del 98 español y por tebeos de Mortadelo y Filemón o comics de Batman.

Era buen estudiante. En el instituto pude elegir entre pijos y heavies y me quedé con los últimos, me parecieron más auténticos. También en el instituto me deslumbró el Quijote y, desde entonces tuve claro que quería ser filólogo.

Pero el último día de plazo me matriculé en Derecho en la Universidad de mi ciudad. ¿Razón? Cambié la poesía por aquella cantinela de las "mejores salidas profesionales". Y sí, algunas veces me veo ya mayor y jubilado (¡oh, quimera!), sentado entre los estudiantes de Anaya y cursando la carrera de Letras, analizando con parsimonia las grandes obras. La vida está para hacer estas locuras.

Acabé Derecho y oposité a la Administración Local, hasta que un buitre se cruzó en mi vida.

De momento sigo viviendo en Salamanca, aunque viajo bastante a Madrid. Cada vez más me parece que no soy un ser físico, sino un habitante digital, ubícuo e hiperconectado.

A veces bajo a la Plaza Mayor de la ciudad para comprobar que no ha desaparecido, que sus sillares de sólida arenisca siguen siendo algo más que ceros y unos.

Trabajo en casa, lo cual tiene truco y mérito, pero voy a estar también en un espacio universitario de coworking y en el bufete de unos compañeros.

¿Un libro? Quizás "Mortal y rosa" de Umbral, pero el "2666" ahí ahí

Mi etapa en El Rincón del Vago

He contado esta historia mil veces y siempre me suena rara. Pero es la que fue.

La carrera de Derecho me había llevado luego a una oposición de Secretarios Interventores de Administración Local y a un trabajo interino en algunos ayuntamientos de la provincia.

Casi consolido una plaza, pero el buitre (logo de Rincón del Vago) se cruzó en mi vida.

El portal me fascinó, no por la picaresca que lo envolvía, sino porque veía en él el germen de lo que podría ser una biblioteca universal e infinita, como la que erigió Borges en su fantástico relato, un espacio ilimitado de conocimiento.

Empecé haciendo el aviso legal del portal y luego fui las tardes de un verano a revisar documentos que nos enviaban los usuarios antes de subirlos.

El caso es que me quedé 18 años, siendo el content manager y el asesor legal de un proyecto que arrasó entre jóvenes y estudiantes de medio mundo y marca renombrada en más de 20 países. ¿Sabéis cuántas anécdotas guardo de estos años? ¿A cuántas cañas me han invitado por haber "salvado" algún examen a alguien?

El portal fue adquirido en 2001 por Eresmás Interactiva, que luego fue Wanadoo, y luego France Telecom, y luego Orange, por lo que tuve la oportunidad de colaborar con grandísimos profesionales de la asesoría jurídica,  de la comunicación interna y externa, del marketing residencial y en las ventas. Aprendizajes y actitudes, anécdotas, contactos y vivencias que uno se lleva para siempre.

Fue la del Vago, la de Orange, una etapa enriquecedora, con momentos sublimes y pasajes duros... Pero enriquecedora, ya lo creo que sí.

Y sin embargo....

¿Una película? Quizás "North by northwest", de Hitchcock y "Godfellas", claro

"La vida era un pez dormido...

"... el estribillo insípido de una canción", cantaba Sabina. Fueron muchas temporadas en la cresta de la ola, siendo líderes y referentes de nicho, pero un buen (o mal) día te das cuenta que en lo que debería ser una startup internetera de aire juvenil no estábamos haciendo otra cosa que llevar una vida de oficinistas cuarentones. Estaba en un lugar donde un año era exactamente igual a otro año.

Y es que poco a poco Rincón del Vago se iba desdibujando, cada vez menos importante en los planes de una compañía que abandonaba el content para ser puramente teleco.  Nuestra querida web va perdiendo recursos, y un día dejas de recibir mails, ya no vas a reuniones, y los objetivos empiezan a tener contenidos totalmente ridículos.

Uno se huele la tostada e intento salir de mi zona de confort escribiendo en otros blogs (recuerdo con cariño mi etapa como blogger jurídico en el Bloguismo de mi querido Juan Milleiro), colaborando en la estrategia de otros proyectos, dando charlas y clases, haciendo muchos cursos de esto y lo otro, fortaleciendo la red de contactos... Fue entonces también cuando creé el blog de Rincón del Vago (que fue elegido como uno de los 5 mejores blogs educativos en habla hispana) y sus redes sociales: 5,7 millones de seguidores en Facebook sin un solo euro de inversión publicitaria y alcances superiores al 60%.

Ya daba igual. Éramos más que rentables, pero la suerte estaba echada.

Fue duro quedarse en Rincón del Vago hasta su final, hasta que la división francesa de Orange lo entregó a las manos desconocidas de un empresario mexicano, que al menos mantiene el catálogo en abierto.

Otros antiguos miembros del equipo habían saltado del barco bastantes meses antes de chocar contra el iceberg. Mi compañero Iván yo fuimos esposados al timón, el último reducto del genuino Rincón del Vago.

A pesar de ese final tan triste, me queda un gran, un enorme consuelo: fuimos muy grandes.

 

¿Una cerveza? "1906" de Estrella Galicia, pero esa jarra helada de Mahou...

¿Se puede cambiar la marca personal?

Con un libro por hacer y unas vacaciones forzosas, tocó decidir en qué faceta desarrollar mi futuro trabajo: ¿asesoría jurídica o marketing online? ¿Dónde dejar mi curriculum? ¿En agencias o en bufetes?

Yo llevaba años leyendo a bloggers referentes (algunos de ellos buenos amigos) que se habían sabido crear un autoempleo sumando habilidades de copy, de SEO, de marketing y de saberes propios de su nicho y volcándolo todo en un blog, de modo que ahora no volverían a currar por cuenta ajena en una empresa ni en sueños. Hoy tengo el placer de conocer personalmente a muchos de ellos y de hacer con unos cuantos networking del bueno, del de verdad.

Sé que será un trabajo arduo cambiar la huella que has dejado en mucha gente durante tantos años, para los que yo soy y seré "Ángel el del Rincón del Vago", pero si hay una herramienta estratégica capaz de armar una poderosa marca personal, esa es el blog, y además me permitía ejercer asesoría tanto jurídica como de marketing de contenidos y transformación digital.

Así que decidí no renunciar a una de las dos vertientes profesionales que "quiero ser de mayor". Plasmaría en un blog las dos, la interactuación entre ambas y los puntos en que friccionan: sería un abogado para los webmasters y un "marketero" para los abogados.

Y en estas me pillas. Tratando de construir un proyecto propio, "Normasdeinternet.com", inventándome una profesión mixta y TIC tan apasionante como incierta, con el talento que sé que llevo dentro, con la humildad y el esfuerzo que me han forjado como persona.  Con la vista puesta en intentar dejar el mejor legado posible.

Este, aquí donde estás, es mi blog personal (e intransferible). Unas veces será apoyo de "Normasdeinternet.com", otras veces su trastienda y bambalina, y otras mi simple y humilde visión de la vida y de las gentes o un libro en abierto de mis relatos y pensamientos.

Luego, ¿quién quiero ser?

Un tipo feliz

Antes que cualquier otra cosa. Disfrutar la vida con los míos, trabajando en lo que quiero y siendo el dueño de mi destino...

Un inquieto

Escribir sobre cosas que otros no perciben, buscar las puertas de atrás de la realidad, ser un contador de experiencias...

Un blogger

Vivir el blog como aprendizaje continuo, como enriquecedor networking, como fuente de ingresos y oportunidades...

Un jurista

Solucionar problemas legales, plantear nuevas cuestiones y retos al Derecho en la era de la comunicación digital...

¿Una verdad? Que hay "gatos" que siempre caen de pie

12 cosas random que no sabes sobre mí

abr_nut

Mi alergia

Soy alérgico a la nuez. O lo era... Tras estar varios años sin probarla (solo tocarla ya me producía dermatitis), un día me la jugué y no me pasó nada. Desde entonces la como tranquilamente. *Niños, no hagáis esto en casa* La nuez con un poco de queso curado y vino es "caprice des dieux"

abr_suerte

Estudio la suerte

Tengo una rara teoría: venimos al mundo en modo binario respecto a la suerte. O tienes o no tienes. O eres talismán, y tienes pero no es para ti... Sin embargo, hay oportunidad de beber de los manantiales de la fortuna si uno encuentra las pistas ocultas en el camino. Puede que estés pisando la "X" y no la veas...

abr_mejor_altavoz_wifi

Sibarita del sonido

No soy especialista en Hi Fi ni tengo oído de audiófilo pero sí que aprecio mucho que unos auriculares o unos altavoces suenen bien. Con mi primer sueldo "grande" compré unos JBL de suelo que ya casi no uso. Estoy muy contento con la combinación Spotify + Sonos Play 1, el mejor altavoz Wifi pequeño que he encontrado.

abr_imagenmenor

La imagen de mi hija

Mi respeto a la imagen de los menores es legendario. En realidad los padres estamos administrando y custodiando una cosa que es personalísima del menor y no deberíamos subir a redes sociales fotos de ellos tan a la ligera. Ya decidirán en su mayoría de edad cómo la usan y a quién la ceden. Por eso no verás fotos de María en mis redes sociales, a pesar de mi familia piense que soy muy intransigente con el tema.

abr_visualthinking

Hago garabatos

Me gusta mucho el visual thinking, el poder de la ilustración para explicar contenido. Creo que perderé la vergüenza a mostrar mis garabatos e ilustraré bastantes posts de normasdeinternet.com con algunos dibujos. El de la imagen es de mi profesor de sketchnotting, Javier Alonso, extraído de su web dibujandocharlas.com.

abr_manchitas

Una más de casa

Reacio a tener animales en casa, sigo sin entender cómo Manchitas se ha ganado su propio hueco en la familia. Cariñosa y esquiva a capricho, nos ha dado alguna lección del empeño que hay que poner para sobrevivir cuando las cosas pintan mal de veras.

abr_sansil

San Silvestrero

Empecé a correr (o a trotar) antes de que fuera trending topic. He participado en 9 ediciones consecutivas de la San Silvestre salmantina. Unas veces con dorsal y otra totalmente pirata, que para eso es una carrera popular. El cuarto año la corrí con 39 y pico de fiebre.

abr_zapatillasdecorrer

Curiosidades de runner

Corro con el dedo pulgar cerrado por los otros cuatro. En ambas manos, como si fuera un joystick. No me preguntes por qué. Me gusta llevar guantes y cortavientos ¿Y las zapatillas de correr? Estoy enamorado de las Nike Vomero porque parece que vas flotando y que no hay costuras que te machaquen el pie.

abr_inalcanzasala

La inalcanzable Salamanca

Tengo una visión recurrente. No es un sueño, porque me pasa estando despierto. Trato de llegar a Salamanca por el puente, aproximarme a sus catedrales pero cada vez están más divinas y remotas en su promontorio, solo al alcance de los pájaros. Así se ven en una escena de Juego de Tronos, magníficas, colosales, alejadas.

abr_delvago

2 momentos en el "Vago"

Un mensaje desde la planta de oncohematología infantil de un hospital argentino contando que las publicaciones que hacía en Facebook eran una dosis diaria de alegría de los niños ingresados y de los sanitarios. Otro mensaje desde las profundidades de Colombia donde nos decían que los profesores usaban el material publicado en la web para escolarizar a los chavales, allí donde los libros de texto no llegaban.

abr_digoverdad

Esto son manzanas

Digo las cosas como las veo. Si trabajamos en equipo te voy a decir la verdad de lo que pienso aunque sea despiadado. También oculto fatal que alguien me cae mal. Soy consciente de que mi vida habría sido mucho más cómoda y regalada si rebajase mi exigencia, pero a mí me gustan las cosas sin paños calientes y a cara descubierta.

abr_wilson

Wilson

Como Tom Hanks en "Náufrago" tengo a mi propio Wilson. Una pelota de beisbol que un día me encontré (o me encontró) Ha sido un compañero de estrés fiel durante muchos años pero sé que algún día, cuando no le necesite, me dejará.

Esta web utiliza cookies para permitir ciertas funcionalidades de uso y para analizar hábitos de navegación. Si estás de acuerdo haz clic en "Aceptar" o sigue navegando Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar