DPO o Delegado de Protección de Datos

Algunas entidades están obligadas a nombrar ante la Agencia Española de Protección de Datos un Delegado de Protección de Datos o DPD. Igualmente, cualquier empresa u organización que deba cumplir el RGPD puede designar esta figura del DPD de manera voluntaria.

El Delegado de Protección de Datos (en inglés, Data Protection Officer o "DPO") es un profesional de la privacidad y de la protección de datos que informa y asesora a los responsables de tratamiento o encargados de tratamiento que lo necesiten. Además, el DPD supervisa el cumplimiento diligente y constante del RGPD en la organización. Igualmente, el Delegado de Protección de Datos se encargará de la atención del ejercicio de derechos por parte de los interesados, así como de cooperar con la autoridad de control (AEPD). Incluso, cuando un afectado presente una reclamación ante la AEPD contra la empresa u organización, la AEPD puede determinar que la reclamación primero se envíe al Delegado de Protección de Datos de la empresa para que, en el plazo de un mes, éste responda a dicha reclamación.

Tener un DPO en su empresa u organización es uno de los pasos más importantes para probar que se está realizando un cumplimiento proactivo y constante del RGPD.

Este perfil del DPD requiere de sólidos conocimientos jurídicos y experiencia profesional con la normativa de protección de datos. Por ello, en caso de que su organización precise un Delegado de Protección de Datos, le recomendamos que no elija a la ligera. ¡Confíe en nuestros abogados especialistas!

¡SOLICITE PROPUESTA SIN COMPROMISO!

  1. Servicio externo (outsourcing) 100% confidencial y secreto profesional
  2. El DPD informa y asesora al nivel más alto de Dirección en la empresa
  3. Comunicación fluida y clara. Rápida respuesta a consultas.
  4. Entidades que están obligadas a nombrar un DPD: leer artículo
  5. Válido para todo tipo de empresas, empresarios y otras entidades
Elimine todo riesgo de cumplimiento normativo
Confíe en profesionales con experiencia